MEDITACIÓN BUDISTA ZEN

VEN. DR. JINSIM HYOENJIN: Arzopispo y Abad Regional de México de la Orden Zen de Cinco Montañas, es monje y guía maestro de la sangha MBZ, recibió Transmisión el 27 de marzo 2021 e Inga el 16 de julio 2017, y recibió los 250 votos del Bhikshu (monje) el 22 de julio 2016 por el Ven. Dr. Wonji Dharma.

Ven. Jinsim Hyoenjin es originalmente de Kansas City, Missouri, USA y ha vivido en Guadalajara, México desde 2000. Tiene más de 45 años experiencia en meditación, dos maestrías (psicología y estudios budistas), y un doctorado de Psicología Oriente-Occidente investigando métodos de meditación en las tradiciones espirituales del Oriente.

Ven. Jinsim Hyoenjin imparte clases, conferencias universitarias, charlas Dharma, retiros y talleres sobre el buda-dharma además de citas individuales para orientación y estudio personalizado.

Un arzobispo (maestro zen superior) es un obispo que, habiendo recibido Inga y Transmision de Dharma, preside varias diócesis en una gran región. Este puesto incluye algunas responsabilidades de supervisión tanto de las diócesis como de los obispos de esa región. Un arzobispo sirve como guía o instructor en asuntos religiosos; y a menudo es el fundador o líder dentro de una Orden. Además, el Colegio de Arzobispos actúa como un Consejo Rector igualitario para la Orden Zen de las Cinco Montañas.
______________________


lunes, 25 de febrero de 2019

Diálogos Zen #56: La Práctica de la Compasión





AUTO-PERDÓN, ARREPENTIMIENTO, y CONTRICIÓN

AUTO-PERDÓN, ARREPENTIMIENTO, y CONTRICIÓN
"Por todas las mala acciones que he hecho en el pasado,
Creado por mi cuerpo, habla y mente,
Debido a la codicia, el odio y la ilusión sin comienzo,
Ahora reconozco mis errores y me los arrepiento de todos."
~Sutra Avantamsaka
La actitud es tomar responsabilidad por nuestras acciones y errores, rectificarlos, perdir perdón y perdonar, tanto otros como a uno mismo.
No tiene nada que ver con culpa, la cual es una agresión contra uno mismo, puesto que la culpa es criticarse y preocuparse por lo que has hecho, creando nuestro propio infierno sin fin donde nos creemos tan reprensibles que no merecemos perdón. No hay ni culpa ni pecado en zen.
La culpa surge de la crítica interior, una voz que compara, devalúa, minimiza, invalida, culpa, condena y ataca. Es la voz de Mara, la ilusión, el ego que dice "Nada es suficiente." Esta voz exige que cumplas normas y códigos morales, controlándote con temor, vergüenza, y culpa. Esta voz viene de tus padres y el mundo a tu alrededor, generación tras generación.
Para aliviar este sufrimiento, hay varios métodos:
1. Se puede cantar sutras y liturgia de paz y bienestar.
2. Se puede recitar la contemplación de contrición de arriba.
3. Se puede hacer 108 postraciones con frases y contemplaciones de arrepentimiento.
4. Se puede cultivar METTA: amor benevolente.
Metta significa en Pali (la lengua de Buda) "suave" (como lluvia que cae suavamente sobre la tierra) y "amigo". Así que metta tiene el sentido de amigos suaves o amigos verdaderos, bondadosos, amables, que ayudan, protegen, cuidan, un refugio cuando tenemos miedo.
Buda describió metta en la manera siguiente:
"Como una madre que lo protege con su vida
A su hijo, a su único hijo,
Igualmente con un corazón ilimitado
Deberíamos valorar todos los seres vivientes;
Irradiando benevolencia sobre todo el mundo."
Hay que cultivar metta tanto para otros como para nosotros mismos:
"Que todos los seres tangan salud, felicidad, y paz.
Que todos los seres sean libres de pesar y dolor.
Que todos los seres tengan buena fortuna continua.
Que todos los seres acepten todas las cosas como son."
Debemos abrazarnos con bondad frente a nuestras imperfecciones, promover la aceptación de nosotros justo como somos, siendo nuestros propios amigos verdaderos.
Hapchang.🙏