MEDITACIÓN BUDISTA ZEN

VEN. DR. HYOENJIN PRAJNA: Obispo y Abad Regional de México de la Orden Zen de Cinco Montañas, es monje y guía maestro de la sangha MBZ, recibió Inga el 16 de julio 2017, y recibió los 250 votos del Bhikshu (monje) el 22 de julio 2016 por el Ven. Dr. Wonji Dharma. Ven. Hyoenjin es originalmente de Kansas City, Missouri, USA y ha vivido en Guadalajara, México desde 2000. Tiene más de 45 años experiencia en meditación, dos maestrías (psicología y estudios budistas), y un doctorado de Psicología Oriente-Occidente investigando métodos de meditación en las tradiciones espirituales del Oriente. Ven. Hyoenjin imparte clases, conferencias universitarias, charlas Dharma, retiros y talleres sobre el buda-dharma además de citas individuales para orientación y estudio personalizado.

Un Obispo (Maestro Zen) es un miembro del clero que, después de haber recibido Inga, preside sobre una o más congregaciones. Esta posición incluye responsabilidades de supervisión sobre la comunidad de practicantes y los líderes en esa región. Un obispo sirve como guía e instructor en asuntos religiosos; y es a menudo el fundador y líder de sus congregaciones.

______________________


lunes, 26 de noviembre de 2018

CULTIVAR UNA MENTALIDAD DE NO SABER Charla Dharma 25/NOV/2018



Hay una leyendo budista acerca del gato que cuenta que un día un minino se quedó dormido sobre la túnica de Buda. Este último decidió no perturbar su apacible sueño y, para seguir con sus actividades, cortó el padazo de túnica para poder levantarse sin que el gato vierna interrumpido su descanso. Por eso, en los templos budistas de Tailandia, se dejan los gatos en todos lados dormir sobre las estatuas de Buda. [i]

CULTIVAR UNA MENTALIDAD DE NO SABER[ii]
Charla Dharma 25/NOV/2018
Ven. Dr. Hyoenjin Prajna

En nuestra tradición de zen, practicamos cultivando la mente de no saber. Esta es la mente calma y lúcida libre de ideas, opiniones, y prejuicios. Es una mentalidad caracterizada por curiosidad, sorpresa, y asombro, es receptivo con la capacidad de enfrentar todo lo que aparezca tal como es. El no saber no es lo mismo como la ignorancia, la que suele concebirse como ausencia de información y la inconciencia. La ignorancia significa que sabemos algo, pero es incorrecto o es percepción equivocada. En cambio, una mentalidad de no saber está más allá del conocimiento y el desconocimiento, más allá del saber convencional y la ignorancia. El no saber nos abre a la mente del principiante donde hay infinitas posibilidades, en vez de sólo una de lo habitual de la mente condicionada.   La mentalidad de no saber es básicamente libre para descubrir lo que sea, libre de expectativas, roles o agendas, libre de la visión estrecha y limitada. Cuando conocemos algo, ya no puedes ver más allá de la idea que tienes del objeto. Es como tener un dibujo de una galleta. Conocemos la galleta por haber comido galletas antes. Pero la idea falta sabor y experiencia real. No es lo mismo como una galleta recién cocida, con un aroma intoxicante, lista a probarse, húmedo y cálida, invitándonos a probarlo. Si la pruebas sin expectativas, sin memorias de otras, sin comparaciones, entonces la experiencia es única, y se hace uno con la galleta, y la galleta se revela justo en este momento. Así que la experiencia directa de la galleta se vuele única, fresca, y reveladora.

domingo, 18 de noviembre de 2018

Retiro 16-18 Noviembre 2018

Retiro Zen
16-18/NOV/2018
Quinta Chilla
Jalisco, México


Foto Grupal
(Segundo plano)  Melissa Lemus, Pamela García Martinez, Valeria Miranda Martinez, Octavio Díaz
(Primer plano) Eduardo Del Villar Madrigal, Laura Tayde Gonzalez, Jacqueline Vaca, Ven. Hyoenjin Prajna, Jackie Gutiérrez Camacho, Diego Martinez

lunes, 12 de noviembre de 2018

TOMANDO TÉ CON MARA Charla Dharma 11/NOV/2018


TOMANDO TÉ CON MARA
Charla Dharma 11/NOV/2018
Ven. Dr. Hyoenjin Prajna

“Después de muchos años de someterme al psicoanálisis, enseñar psicología, trabajar como psicoterapeuta, tomar medicinas, ir a la India, ser yogui, tener un gurú y meditar; hasta donde sé, no me he librado de una sola neurosis. De una sola. Lo único que cambió es que ya no me definen. Invierto menos energía en mi personalidad, así que me es fácil cambiar. Mis neurosis no son ya grandes monstruos. Ahora son como pequeños duendes a los que invito a tomar el té.”
                                                         ~Ram Dass

¿Cómo ser amigos del miedo? ¿Cómo experimentar el sufrimiento mientras que desarrollamos la compasión y la ecuanimidad suficientes para descansar al lado del temor? La siguiente historia zen ilustra el tipo de valentía necesaria para enfrentar el temor:

lunes, 5 de noviembre de 2018

Diálogos Zen # 47 Encontrar nuestra propia voz


CÓMO CRECER MIL BRAZOS DE COMPASIÓN: Altruismo, Empatía y Compasión. Charla Dharma 04/NOV/2018


CÓMO CRECER MIL BRAZOS DE COMPASIÓN:
Altruismo, Empatía y Compasión
Charla Dharma 04/NOV/2018
Ven. Dr. Hyoenjin Prajna

Si quieres que los demás sean felices, practica la compasión.
Si quieres ser feliz, practica la compasión.
                            ~Su Santidad el Dalai Lama

Avalokiteshvara es el bodhisattva de la compasión. Su nombre significa el que mira abajo desde arriba. Puede ver todo, vigilar todo, puesto que se representa con mil brazos; en cada mano lleva un ojo, indicando que es consciente de todo el sufrimiento en el mundo. En coreano se llama Kwanseum, lo que significa el que oye el llanto del mundo. Tiene incluso mil orejas, capaz de oír y responder a cada ser. Es un símbolo de la compasión que reside en cada uno de nosotros, la que responde a los necesitados del mundo con acción, benevolencia, y apoyo. La compasión es una respuesta natural y apropiada al sufrimiento. Quizás creen que sólo tienen un par de brazos, que sus capacidades de ayudar son limitadas. Pero no es cierto. Mira a tu alrededor. ¿Cuántos brazos se ven? Si se incluyen todos los brazos de nuestra sangha, hay muchos. Si incluimos todos los brazos de nuestros amigos, familiares, compañeros, y practicantes espirituales, tenemos más de mil brazos. Así que, es una ilusión pensar que hacemos solos el trabajo de ayudar a otros. En realidad, estamos íntimamente interconectados como una red de interdependencia. Todos nuestros pensamientos, sentimientos, y actos afectan a todos los demás en esta red. Cuando nos abrimos a un punto de vista más incluyente, podemos sentir la armonía y fuerza de esta red de interconectividad.