MEDITACIÓN BUDISTA ZEN

VEN. DR. JINSIM HYOENJIN: Arzopispo y Abad Regional de México de la Orden Zen de Cinco Montañas, es monje y guía maestro de la sangha MBZ, recibió Transmisión el 27 de marzo 2021 e Inga el 16 de julio 2017, y recibió los 250 votos del Bhikshu (monje) el 22 de julio 2016 por el Ven. Dr. Wonji Dharma.

Ven. Jinsim Hyoenjin es originalmente de Kansas City, Missouri, USA y ha vivido en Guadalajara, México desde 2000. Tiene más de 45 años experiencia en meditación, dos maestrías (psicología y estudios budistas), y un doctorado de Psicología Oriente-Occidente investigando métodos de meditación en las tradiciones espirituales del Oriente.

Ven. Jinsim Hyoenjin imparte clases, conferencias universitarias, charlas Dharma, retiros y talleres sobre el buda-dharma además de citas individuales para orientación y estudio personalizado.

Un arzobispo (maestro zen superior) es un obispo que, habiendo recibido Inga y Transmision de Dharma, preside varias diócesis en una gran región. Este puesto incluye algunas responsabilidades de supervisión tanto de las diócesis como de los obispos de esa región. Un arzobispo sirve como guía o instructor en asuntos religiosos; y a menudo es el fundador o líder dentro de una Orden. Además, el Colegio de Arzobispos actúa como un Consejo Rector igualitario para la Orden Zen de las Cinco Montañas.
______________________


lunes, 8 de noviembre de 2021

FILOSOFÍA ZEN, PRÁCTICA ZEN Capítulo 4.3. Los Tres Esenciales de la Práctica Zen


 
FILOSOFÍA ZEN, PRÁCTICA ZEN 
Capítulo 4.3. Los Tres Esenciales de la Práctica Zen 
Charla Dharma 07/NOV/2021
Ven. Dr. Jinsim Hyoenjin







El tercer principio básico es la gran determinación (dai-fun-shi). Después de que hemos resuelto nuestras dudas y estamos listos para embarcarnos en un curso de la práctica, debemos levantar un espíritu de firme determinación. Debemos tomar la firme resolución de seguir adelante y seguir practicando a pesar de todos los obstáculos que puedan encontrarse en el camino. Debemos prometer que nunca nos rendiremos, sino que debemos esforzarnos diligentemente. Para desarrollar una gran determinación debemos tener paciencia y autodisciplina. Si nos faltan estos, cuando encontramos algunas dificultades en nuestra práctica Zen, empezaremos a cuestionar nuestra capacidad de obtener la iluminación y pronto nos daremos por vencidos. Entonces nunca alcanzaremos nuestra meta. No debemos estar impacientes por los resultados, sino que debemos disciplinarnos para practicar sin expectativa o anticipación.


Como dijo Confucio: "No desees resultados rápidos, ni buscar pequeñas ventajas. Si uno busca resultados rápidos, no alcanzará el objetivo final. Si se extravía por pequeñas ventajas, nunca logrará grandes cosas." Suele ser muy difícil para las personas del occidente practicar sin esperar resultados inmediatos. Cuando estaba en Japón este verano pasado, un famoso maestro Zen me dijo que recientemente dos personas occidentales habían estado estudiando con él. Uno se quedó seis meses, el otro un año. Ambos esperaban atajos y ambos querían graduaciones cuando se fueron. El maestro les explicó: "El camino Zen no es el camino de la universidad. No apartamos un cierto período de tiempo para estudiar y luego recibir una graduación. El camino del Zen no es cuestión de meses o años, sino de toda la vida. Tal vez me consideren un maestro, pero me considero un estudiante y todavía estudio y practico todos los días." Los occidentales siempre tienen prisa. Cuando llegan al Zen, practican muy duro al principio, pero cuando no obtienen unos resultados rápidos, lo abandonan. Así que no debemos esperar atajos. Si buscamos atajos, no perduraremos. 


En este país hay muchas personas jóvenes que usan drogas, y algunos afirman haber pasado por una especie de experiencia trascendental a través de drogas que identifican con la iluminación. Si se toman drogas, la persona puede tener alguna experiencia inusual, pero eso no es la iluminación. El budismo Zen no promete ningún atajo. Los atajos pueden traer resultados rápidos, pero estos no perduran mucho ni tienen un efecto permanente en la vida de la persona. En Zen debemos disciplinarnos todos los días, practicar y avanzar paso a paso, sin rendirse nunca. A través de la práctica de meditación Zen no sólo tendremos una más genuina experiencia y comprensión, sino que también nos perdurarán más tiempo. Serán absorbidos en la composición de nuestro ser y, con el tiempo, producirán cambios considerables para bien, culminando en la autorrealización y la iluminación. Y más importante, habremos hecho estos cambios por nosotros mismos. 


Se aceptan aportaciones voluntarias, las cuales son el único       sustento del maestro. ¡Gracias por tu generosidad!

Aportaciones voluntarias para el Maestro:
PAYPAL

www.paypal.com/paypalme/MeditacionBudistaZen

DEPÓSITO BANCARIO
Banco: Santander
Nombre: Ozmo Piedmont
Cuenta: 5579100056237314
Clabe interbancaria: 014320565528534764






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.