MEDITACIÓN BUDISTA ZEN

VEN. DR. JINSIM HYOENJIN: Arzopispo y Abad Regional de México de la Orden Zen de Cinco Montañas, es monje y guía maestro de la sangha MBZ, recibió Transmisión el 27 de marzo 2021 e Inga el 16 de julio 2017, y recibió los 250 votos del Bhikshu (monje) el 22 de julio 2016 por el Ven. Dr. Wonji Dharma.

Ven. Jinsim Hyoenjin es originalmente de Kansas City, Missouri, USA y ha vivido en Guadalajara, México desde 2000. Tiene más de 45 años experiencia en meditación, dos maestrías (psicología y estudios budistas), y un doctorado de Psicología Oriente-Occidente investigando métodos de meditación en las tradiciones espirituales del Oriente.

Ven. Jinsim Hyoenjin imparte clases, conferencias universitarias, charlas Dharma, retiros y talleres sobre el buda-dharma además de citas individuales para orientación y estudio personalizado.

Un arzobispo (maestro zen superior) es un obispo que, habiendo recibido Inga y Transmision de Dharma, preside varias diócesis en una gran región. Este puesto incluye algunas responsabilidades de supervisión tanto de las diócesis como de los obispos de esa región. Un arzobispo sirve como guía o instructor en asuntos religiosos; y a menudo es el fundador o líder dentro de una Orden. Además, el Colegio de Arzobispos actúa como un Consejo Rector igualitario para la Orden Zen de las Cinco Montañas.
______________________


lunes, 26 de abril de 2021

LAS ENSEÑANZAS DE BODHIDHARMA Clase 17: EL BUEY LIBERADO

 



LAS ENSEÑANZAS DE BODHIDHARMA

Clase 17

EL BUEY LIBERADO

Arzbpo. Dr. Jinsim Hyoenjin

Charla Dharma 25/ABR/2021

 


Pregunta: Pero cuando Śakyamuni era un bodhisattva, consumió tres tazones de leche y seis cucharones de papilla antes de darse cuenta de la liberación. Si tuviera que beber leche antes de poder saborear el fruto de la Budeidad, ¿cómo puede la mera experiencia de la mente antes del pensamiento resultar en la liberación?

Bodhidharma: Lo que dices es verdad. Así fue como se dio cuenta de la liberación. Tuvo que beber leche antes de poder convertirse en Buda. Sin embargo, existen dos tipos de leche. Lo que bebió Śakyamuni no fue leche impura ordinaria, sino pura charla Dharma. Los tres tazones eran los tres conjuntos de preceptos. Además, las seis mujeres eran las seis paramitas. Cuando Śakyamuni se dio cuenta de la liberación, fue porque bebió esta leche pura del Dharma que probó el fruto de la Budeidad. Decir que el Tathagata bebió el brebaje mundano de leche impura con olor rancio de vaca es el colmo de la calumnia. Aquello que es verdaderamente así, el ser del Dharma indestructible y sin pasión, permanece para siempre libre de las aflicciones del mundo. ¿Por qué necesitaría leche impura para satisfacer su hambre o sed?

Los sutras dicen: "Este buey no vive en las tierras altas ni en las tierras bajas. No come grano ni paja. Además, no pasta con vacas. El cuerpo de este buey es del color del oro bruñido". El buey se refiere a Vairochana. Debido a su gran compasión por todos los seres, produce desde dentro de su cuerpo puro del Dharma la sublime leche del Dharma de los tres conjuntos de preceptos y seis paramitas para nutrir a todos aquellos que buscan la liberación. La leche pura de un buey tan verdaderamente puro no sólo permitió al Tathagata alcanzar la Budeidad, sino que también permite a cualquier ser que la beba realizar una liberación completa e insuperable.

El texto aquí está diciendo que para iluminarse, hay que beber la leche de Dharma, las enseñanzas de Buda que nos muestran cómo calmar la mente, mirar adentro, y descubrir nuestro verdadero ser, nuestra naturaleza búdica, representada por un buey dorado o blanco. Este buey, de hecho, es un símbolo de Vairochana, el Buda Cósmico. Vairochana es un buda celestial que, según el Avatamsaka Sutra, simboliza el Dharmakaya, como el cuerpo verdadero de Buda, el cuerpo de la realidad, y por lo tanto el aspecto universal de Buda, o sea, la sustancia universal de nuestro verdadero ser. Cuando invertimos la atención hacia adentro, podemos percibir esta luz primordial de la conciencia, la base de todo. El proceso de descubrir esta luz de la mente se puede ilustrar con los Diez Dibujos del Pastoreo del Buey que demuestran el proceso del descubrimiento de la mente original antes de lo conceptual, representado como un joven que intenta encontrar, calmar y domar un buey salvaje.  



1.  Buscando al buey

Este dibujo representa al principiante, quien comienza su práctica espiritual y se sienta en meditación, listo para encontrar su mente original.  Se intuye que está allí, pero hay demasiados obstáculos para verlo directamente.  Esto es el comienzo para todos nosotros, cuando ya estamos hartos del estrés y las complicaciones de la vida contemporánea, y es cuando estamos dispuestos a intentar resolver los problemas de nuestra vida con la meditación.  



2.  Viendo las huellas

 Desde el primer momento que se sienta a meditar, se encuentra con las huellas del buey, la mente original.  Se puede sentir la manifestación de una paz interior.  Se anima a continuar con los esfuerzos de práctica y meditación.



      3.   El primer vislumbre del buey

El practicante comienza a vislumbrar al buey, al asomarse por entre la maleza y la confusión del bosque.  Por medio de estudio, lecturas, preguntas y orientación, el practicante puede formar una práctica espiritual que se permitirá a seguir acercándose a la meta, la mente verdadera.  



4. Sujetando el buey

El joven intenta a atrapar el buey con una soga.  Al utilizar la meditación y las herramientas de una práctica diaria, el principiante puede sujetar el buey de la mente, pero el buey no quiere ser atrapado, se resiste a todo intento.  Surgen momentos difíciles en la práctica diaria entre el ego y la mente verdadera de la Naturaleza Búdica.  Por esto, es indispensable tener una comunidad, la sangha, de maestros y practicantes sinceros, amigos con experiencia que nos orientan para superar los obstáculos.

 


5. Atendiendo al buey

El joven atiende a diario al buey, el que ya no está tan salvaje. Sin embargo, se mantiene aferrado a la soga, consciente de que el buey todavía puede escaparse. Seguimos meditando y desarrollando la atención vigilante como la herramienta más eficaz en la purificación de la mente chica de sus impurezas de codicia, enojo, y confusión.  



6. Montando al buey de camino a casa  

El joven está montado sobre el buey, tranquilamente lo conduce a casa.  La práctica diaria ya tiene su resultado, una vida que fluye naturalmente, llena de armonía, la música de la mente verdadera.  



7. Buey olvidado, el pastor se sienta a solas

El buey se ha desvanecido, pero el joven sigue sentado en casa, contento con su vida, su cuerpo, su mente y su corazón.  Sin embargo, aunque el practicante haya llegado a cierto nivel de Iluminación, todavía debe seguir practicando continuamente.



8. Ambos buey y pastor se han olvidado

Tanto el pastor como el buey se han desaparecido.  Sólo se queda un círculo vacío que representa la vacuidad de todo, otra forma para decir que todo es perfecto en su budeidad, cuando se han desaparecido el yo egoico y el concepto del buey.  Todo viene de la vacuidad, un fluir de transformación sin fin.  Se descubre que no hay un yo separado y aislado, que todo es parte de esta vacuidad.  Esto es la Iluminación, el despertarse a la mente verdadera, la budeidad.



9. Regreso al Origen

Ya con la mente clara y tranquila, se ve al mundo desde una nueva perspectiva. Justo en lo cotidiano, sencillo, y ordinario, se encuentra la vida hermosa y perfecta.  Todo se nos revela y nos enseña la Verdad.

 


10.              Entrando en el mercado con una mano amiga

Después de años de estudio y meditación, el practicante vuelve a la vida cotidiana del mercado, y encuentra espiritualidad en todos lados.  Se dedica a ayudar a los demás para que todos encuentren el Nirvana de la mente original, el símbolo del bodhisattva.


En todas estas imágenes, el énfasis es en domar el buey, lo cual es necesario para calmar la mente y despertarse a nuestra verdadera esencia. Sin embargo, cuando por fin nos rendimos al Buda Cósmico de Vairochana, nos damos cuenta de que no somos la mente enjaulada por karma, condicionamiento y kleshas. Somos budas uno con el Universo. Este descubrimiento es nuestro derecho de nacimiento y la consagración de nuestro linaje, la leche sagrada de liberación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.